El seguro de vida no es para nada atractivo. No es divertido hablar de él y mucho menos es un proceso agradable. Sin embargo al igual que la muerte y los impuestos, comprar un Seguro de Vida, es una parte esencial de nuestro existir  y un elemento crucial de una buena planificación financiera.

La mayoría de las personas están conscientes que necesitan un seguro de vida  pero, desde mi experiencia, muchas personas lo postergan hasta que ocurre un acontecimiento  de la vida que los empuja a comprarlo. Sin embargo, hay algunos beneficios serios que se pueden dar para comprar un seguro, especialmente si si usted tiene deudas, está casado o planea casarse, tiene o está planeando formar una familia, o si usted es dueño de un negocio.

¿Cómo trabaja un Seguro de Vida a Término?

El Seguro de Vida a Término, es el más sencillo y simple de todos los seguros, como su nombre lo dice es un seguro por un periodo de tiempo determinado que puede ser de 5,10, 15, 20, 25 o 30 años. El asegurado (usted) selecciona un monto de cobertura con la compañía  de seguros y decide por cuántos años va a mantener la póliza, y usted se compromete a pagar una prima anual (determinada por la compañía de seguros) hasta que se venza el número de años escogido por usted.

@

No activo recientemente